11 de enero

La intención hoy era hacer un censo general de gaviotas y marinas, y echar una mano en el de limícolas en los Prados del Río Seco.

Salgo bastante pronto para que la gente no me moleste y pueda censar sin problemas, hace muy buen día y después de cuatro dias de borrasca en la que han caído unos 100 litros supongo que todo el mundo tendrá ganas de pasear.

La primera parada ha sido el puerto, pero me he ido enseguida porque no había nada, solo unas pocas reidoras, después a la playa del Pinar, ni un bicho, mar en calma y dia brillante, tampoco paro. Como la cosa estaba tan tranquila me he acercado a la desembocadura del Río Seco y a la playa del Gurugú. En la playa tan solo 34 gaviotas patiamarillas, 28 sombrías y unas 30 reidoras. Rápidamente me he ido a los prados del río para aprovechar la triste mañana de gaviotas y censar los limícolas invernantes. Nada más llegar me he dado cuenta de que sería un buen dia para esa zona, pues se veía un buen bando de reidoras junto a una pequeña zona inundada y detrás lo que parecían los chorlitos dorados. Efectivamente, al contrario de lo que pasara hace una semana los chorlitos dorados estaban todos juntos descansando y ha sido posible censarlos, muchos, 103 en total

Después cuento las 220 gaviotas reidoras que estaban en dos bandos y a la izquierda del prado, casi pegadas a la carretera había 40 avefrías, estaban también descansando, pero al poco rato han salido volando y se han pasado un buen rato dando vueltas encima mío, finalmenete cuando estaba a punto de irme he detectado que el bando, que estaba bastante lejos, había aumentado considerablemente hasta 86 ejemplares, no está nada mal, y eso que este año no está haciendo mucho frío.

Avefrias_2_1 

Además de estas especies de interés había al menos 3 bisbitas alpinos entre los muchos bisbitas comunes. Nada más destacable.

Bueno, el río está que da auténtica lástima mirarlo, tan solo quedan montones de gallinetas comunes, hace años inexistentes, señal de la degradación y nitrificación insoportable que aguantan las sucias aguas que llegan mezcladas con los lodos de las máquinas que están acabando de destrozar lo que en otros días era una fantástica zona de paso para multitud de especies de limícolas. De hecho prácticamente todos los que se pueden ver en Castellón durante el año, se veían en esta zona, muchos de ellos por primera vez para mí, correlimos zarapitines, gordos, chicos, comunes, de Temminck, chorlitos dorados, chicos, grandes y patinegros, polluelas pintojas y bastardas, avetoro, andarríos bastardos, grandes y chicos, archibebes claros, comunes, oscuros… por no nombrar la lista de paseriformes, una bonita lista que es ya parte del pasado. El municipio se ha quedado sin muchas especies que encontraban en este lugar un pequeño rincón adecuado para alimentarse en sus migraciones.

Aquesta entrada ha esta publicada en Otras. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s